Logo Fundacion Dar a Luz
El presidente le puso la firma al decreto

FNR propone otorgar hasta U$S 5.000 para técnicas de alta complejidad
Clínicas privadas pretenden que sean U$S7.000


El Ministerio de Salud Pública (MSP) prevé que en diciembre las técnicas de reproducción asistida de alta complejidad –que incluye la fertilización in vitro– estén reglamentadas y sean cubiertas por la ley que fue aprobada el año pasado, pero que está siendo reglamentada por etapas.

El Fondo Nacional de Recursos (FNR) está en etapa de negociación con las cuatro clínicas en donde los pacientes –tanto de salud privada como pública– podrán acceder a esa técnica, según dijo a El Observador Rosana Gambogi, de la dirección técnica médica del FNR. Aunque por ahora no se ha acordado una cifra, el FNR propuso que el monto para financiar los tratamientos de alta complejidad sea de U$S 4.950.

Sin embargo, las tres clínicas que participan en una negociación con ese organismo pretenden que se llegue a los U$S 7.000, que es el precio estimativo que manejan para los tratamientos, dijo a El Observador Lidia Cantú, directora del laboratorio de embriología del Centro de Esterilidad de Montevideo.El FNR financiará hasta tres intentos de recuperación de óvulos.

Se trata de un procedimiento quirúrgico por el que se le extraen óvulos a la mujer para luego realizar el desarrollo embrionario en el laboratorio.“Hay tres ciclos de transferencia en los que, por lo general, no se implantan más de dos embriones.

Lo que el FNR cubrirá son tres ciclos con un máximo de nueve transferencias”, explicó Leticia Rieppi, coordinadora del área de salud sexual y reproductiva del MSP
.De todos modos, el acceso a la técnica no será totalmente gratuito para todos los usuarios de salud pública o privada. Dependiendo de su poder adquisitivo, existirán porcentajes que las parejas o mujeres solas deberán abonar.

Los pacientes podrán llegar a pagar hasta un 80% del tratamiento.Los requisitos para poder acceder a tratamientos de alta complejidad financiados por el FNR son los establecidos en la propia ley. Pueden recibirlos mujeres de hasta 40 años, pero por dos años cualquier mujer menor de 60 años podrá acceder al tratamiento.

Luego de esos dos años las mujeres de entre 40 y 60 años deberán pagarlo por sus propios medios.Además, deben haber intentado quedar embarazadas por la vía tradicional por un mínimo de 12 meses y haberse sometido a los tratamientos de baja complejidad tres veces. Pueden existir casos en los que el médico podrá determinar que los tratamientos de baja complejidad no son apropiados para una paciente e indicar directamente los de alta.Si una mujer o su pareja fuman, no podrá recibir el tratamiento. Esto se debe a que los fumadores tienen menos posibilidades de lograr concebir un embarazo.

Tampoco podrán acceder las mujeres con un índice de masa corporal mayor a 30, es decir, que sean obesas, porque en esos casos sus posibilidades de quedar embarazadas también son menores. A mediados de setiembre, el MSP reglamentó las técnicas de baja complejidad y ya se aplica desde el 1º de octubre.

En ese caso, las pacientes solo se pueden realizar tres intentos que son gratuitos para los usuarios de salud pública y tienen un costo que varía según el número de intentos para los afiliados a servicios privados.

El tiquet para el tratamiento inicial tiene un costo de $4.000. En el segundo intento deben pagar $12.000 y en el tercero, y último, $17.000.“El enfoque que tiene que tener es el de una financiación solidaria. Es inviable que se mantenga esto a costo cero para toda la población.

Hay que tener una justicia distributiva acorde a la capacidad de ingreso de la mujer y del núcleo familiar que quiere acceder al derecho de la fertilización asistida”, explicó a El Observador el subsecretario del MSP, Leonel Briozzo, cuando se reglamentaron las técnicas de baja complejidad.Clínicas y profesionales Dentro de la ley, se establece que solamente las clínicas habilitadas por el MSP podrán practicar técnicas de alta y baja complejidad.

Por ahora, hay tres clínicas privadas que realizarán las de alta complejidad con el financimiento del FNR.Con la ley, el MSP estima que la cantidad de procedimientos ascenderá, por lo que será necesario formar más profesionales.Para eso, en el marco de la Red Integrada de Atención Sanitaria (Rieps), el MSP creará una clínica que será manejada por ASSE en convenio con la Facultad de Medicina.Funcionará como una unidad de asistencia a pacientes pero también de formación de profesionales. La idea del MSP es que se inaugure en el correr de la próxima administración.



El presidente le puso la firma al decreto

El presidente José Mujica firmó a fines de octubre el decreto reglamentario de la ley de fertilización asistida. La reglamentación ya había entrado en vigencia desde el 1º de octubre pero faltaba que el Poder Ejecutivo lo firmara. El subsecretario del Ministerio de Salud Pública, Leonel Briozzo, aseguró a El Observador que el retraso en la firma no implicó que los tratamientos no pudieran ser aplicados dentro del marco de la ley. En principio, la ley debía estar reglamentada en marzo de este año, pero su alcance en materia económica la demoró.
by Kalooga

FNR propone otorgar hasta U$S 5.000 para técnicas de alta complejidad

Colaboran con Fundación Dar a Luz